Globos amarillos para los despedidos

A contramano del discurso oficial, continúa la destrucción del empleo. En el primer trimestre se acumularon 9599 despidos y 2594 suspensiones, concentrados particularmente en el sector industrial.

Según el último informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en marzo 4823 personas perdieron sus puestos de trabajo. El deterioro del mercado laboral se detuvo en la construcción partir del impulso de la obra pública, aunque los 60 000 despidos en ese sector todavía no se recuperaron, por lo que se mantiene al tope del ranking negativo. La industria manufacturera concentra la mayor cantidad de despidos.

En el primer trimestre se acumularon 9599 despidos y 2594 suspensiones. Si se toma en cuenta lo acumulado a partir diciembre de 2015, el número de trabajadores afectados desde la asunción del actual Gobierno llega a 249 143, entre despedidos y suspendidos. Los números siguen siendo más altos entre los privados que entre los estatales: 178 589 despidos y suspensiones en el área privada contra 75 378 en la administración pública.

Algunas de las empresas que adoptaron la política de despidos y suspensiones son las siguientes: Amarilla Gas, SP, Tecpetrol, Tuboscope Vetco de Argentina SA e YPF (sector petrolero); Brighstart, Iatec y Visteon (electrónica de Tierra del Fuego); Coca-Cola, Felfort, Magnasco, Deltacar, La Campagnola y Olivi Hermanos (alimentos y bebidas); Unisol-Puma, Enod y Tejedurías Naiberger (textiles); Telecom y American Express (call centers); Rizzi Distribuciones, Easy e Hipermercado Libertad (comercio).

Comments are closed.