El día después de la movilización de las CTA

Las CTA, a cargo de Pablo Micheli y Hugo Yasky, marcharon el día de ayer a Plaza de Mayo. “Por el trabajo, la educación y paritarias libres: basta de ajuste y despidos” fue la consigna.

El jueves comenzó muy movido para aquellos que necesitaban viajar a sus trabajos. Desde las cinco de la mañana hasta las siete no hubo subtes a causa del apoyo de los metrodelegados a la movilización. Por otro lado, docentes y profesores universitarios también pararon para sumarse al acto.
Al mediodía comenzó la concentración de gente por la avenida 9 de Julio para, luego, iniciar el trayecto que finalizaría en Plaza de Mayo.
En el acto central, ambos líderes de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) dejaron en evidencia su intención de avanzar hacia la unidad y acercarse a la Confederación General del Trabajo (CGT) llamando al paro del próximo jueves 6 de abril. Según Yasky, “este marzo pasó a la historia porque fue la expresión de que el pueblo argentino está de pie”. Por otro lado, Micheli señaló que la semana próxima debe haber un paro contundente y que se debe continuar la lucha hasta derrotar el modelo neoliberal.
Milagro Sala envió desde la cárcel una carta que fue leída antes de que tomaran la palabra los oradores principales. De la movilización participaron profesores de la Confederación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu), las Madres de Plaza de Mayo, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Túpac Amaru, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, La Cámpora y el Frente por la Dignidad y el Trabajo, entre otras agrupaciones y organizaciones sociales.

Foto: CTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.