Cumbre en duda.

 

La amenaza de que se cancele la esperada cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prevista el 12 de junio próximo en Singapur, generó hoy preocupación global y pedidos de gobiernos y líderes para que “el espíritu de diálogo y cooperación” logrado en la cumbre intercoreana permita su realización.

La amenaza de cancelación surgió cuando john Bolton, consejero de Seguridad Nacional, recomendara a Pyongyang que desmantele por completo su programa nuclear, tal como hizo Libia entre los años 2003 y 2004.

El vicecanciller norcoreano Kim Kyle-gwan advirtió ayer en un comunicado difundido por la agencia oficial KCNA que si Washington “exige unilateralmente que nos desahagamos de nuestro programa nuclear, dejaremos de tener interés en las conversaciones y tendremos que reconsiderar si aceptamos la próxima cumbre”.

Apenas horas después de que las declaraciones del vicecanciller sembraran dudas sobre la cumbre, el Gobierno de China pidió a Washington y Pyongyang que sean flexibles y no desperdicien la “duramente conseguida distensión en la península de Corea”.

Fuente: Telam

Comments are closed.