Los cambios de la reforma jubilatoria

Anoche, el Senado dio media sanción a la reforma previsional.

A partir de los cambios propuestos por el Gobierno y votados en el recinto por los senadores de Cambiemos y del bloque justicialista, entre otros, en marzo próximo, en lugar de un incremento del orden del 12 %, los titulares de derechos de la seguridad social recibirán un 5,7 %. Para la jubilación mínima eso significa 455 pesos menos, ya que ese haber quedará en $ 7660 (en lugar de los $ 8115 que hubieran correspondido).

El recorte de la movilidad que impulsa el Gobierno dejará una base de cálculo de aumentos disminuida por la supresión del período semestral de evolución de la inflación y el índice de salarios, el Ripte. En lugar del segundo semestre de 2017, la nueva fórmula tomará el tercer trimestre de este año para el incremento de marzo, lo que reducirá el monto del aumento. Además, el Gobierno quiere aplicar la ley de manera retroactiva, en lugar de plantear los cambios hacia adelante, luego de cumplir con la actualización de marzo con la ley de movilidad vigente.

Hay más cambios. Según el proyecto, un trabajador al cual le practicaron descuentos de su salario por treinta años, pero alguna de las empresas en las que trabajó quedó con deudas con el sistema previsional —porque no efectivizó sus contribuciones como correspondía—, no cobrará el 82 % del salario mínimo vital y móvil, sino una jubilación más baja. Con seguridad esto dará lugar a una avalancha de juicios si la ley se aprueba.

Comments are closed.