La Corte evalúa cambios en la feria judicial

El Máximo Tribunal analiza la implementación de modificaciones sobre la feria judicial y el horario de atención de la Justicia. Dispar reacción de jueces, abogados y empleados judiciales, que convocaron a un paro para el próximo miércoles.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) se tomó en serio el llamado que hizo el presidente de la nación, Mauricio Macri, a la Justicia, en el que pidió que diese “el ejemplo” a la hora de consensuar políticas públicas. Una semana después del triunfo en las elecciones de medio término, Macri requirió que el Poder Judicial fuese más eficiente y cuestionó que los juzgados dejen de atender al público al mediodía, que la feria judicial se extienda por 45 días al año y que los magistrados y funcionarios judiciales tengan un amplio régimen de licencias.

Semanas atrás, Diario Judicial adelantó que el presidente de la CSJN, Ricardo Lorenzetti, envió a la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) una propuesta con cinco posibles cambios para discutir así como una consulta abierta para debatir ideas al respecto, la cual giraba en torno a las preocupaciones presidenciales: extensión del horario de atención, modificación de la feria judicial de verano y eliminación de la de invierno y cambios en el régimen de licencias.

La presidenta de ese cuerpo, María Lilia Gómez Alonso, envió correos electrónicos a los titulares de las comisiones de la AMFJN para que se pronunciasen al respecto, pero, al mismo tiempo, la asociación publicó un duro documento en el que expresa su “profundo malestar” por las “sesgadas afirmaciones” efectuadas por “las más altas autoridades del Poder Ejecutivo”.

Ese “mecanismo de consulta” también se extendió al Consejo de la Magistratura y la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN). El primero debatirá en reuniones privadas el plan de reformas, mientras que el gremio dirigido por Julio Piumato mostró los dientes y anunció un paro general para el próximo miércoles 14 de noviembre, bajo el lema “Los trabajadores no somos el problema, somos la solución”.

LA UEJN salió a responder a la “trampa marketinera” [sic] de los dichos presidenciales aclarando que la Justicia funciona los 365 días del año y que la feria existe “por una cuestión organizativa del ámbito judicial que excede al Poder Judicial en sí mismo”, aunque los tribunales “no cierran”, ya que durante los recesos funcionan “con un amplio sistema de guardias y en las demás dependencias se ponen al día infinidad de cuestiones de imposible realización con el trajín cotidiano”.

Por otro lado, desde el sector de los abogados miran de reojo las reformas. El presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF), Jorge Rizzo, se mostró a favor de la modificación de los horarios de atención en tribunales —con un turno extendido de 7:30 a 15:30— y de que los empleados presten tareas en dos turnos.

Respecto de la feria, los abogados que litigan apuntan a que el receso acomoda también su agenda, ya que, al no tener licencias, deben tomarse las vacaciones durante enero o julio. Más allá de eso, al igual que lo manifestado por los judiciales, muchos profesionales aprovechan los días de feria para resolver cuestiones de organización interna de su trabajo, como la preparación de demandas, que no pueden hacer durante el año.

Fuente: Diario Judicial

Comments are closed.