Trump se desligó del escándalo de la trama rusa

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que estaba tranquilo ante la investigación encabezada por el fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016 y aseguró que, pese a los cargos contra varios de sus exasesores, la denominada trama rusa no tiene “nada que ver” con él.

El mandatario republicano llamó por teléfono a Maggie Haberman, una periodista del diario The New York Times, para desmentir una noticia publicada el pasado lunes por el periódico The Washington Post, según la cual Trump estuvo nervioso y enojado ese día después de que se revelaran los primeros cargos de la investigación de Mueller.

“No estoy enojado con nadie en realidad”, dijo Trump al Times. El magnate subrayó que no está bajo investigación por el escándalo de la trama rusa y que incluso la acusación formulada contra su ex jefe de campaña electoral, Paul Manafort, “no menciona a Trump”. “No tiene nada que ver con nosotros”, añadió Trump, según reprodujo la agencia de noticias EFE.

Manafort y su exsocio Rick Gates se entregaron este lunes al FBI luego de ser acusados, en el marco de la investigación de Mueller, de 12 cargos relacionados con delitos financieros cometidos mientras el influyente abogado dirigía la campaña de Trump, aunque estos no están relacionados con ella. En cambio, sí lo están los cargos presentados contra George Papadopoulos, antiguo asesor sobre política exterior del ahora mandatario, quien fue imputado tras declararse culpable de mentir sobre sus contactos con individuos conectados con Moscú.

Sin embargo, Trump minimizó ayer el rol de Papadopoulos en su equipo electoral al asegurar que era un “voluntario de bajo nivel”, pese a que, según informes de prensa, estuvo en contacto frecuente con altos cargos de la campaña y trató de programar una reunión del candidato con el presidente ruso, Vladímir Putin.

En su comunicación telefónica con el diario neoyorquino, el presidente anunció también que recibió “datos fantásticos” de las encuestas sobre su popularidad que realiza el Partido Republicano. Esta es una afirmación que contrasta con el sondeo publicado ayer por el periódico The Wall Street Journal, según el cual su índice de aprobación alcanza apenas el 38 %. Trump enfatizó, además, que está “disfrutando realmente” de la presidencia, que llega al Despacho Oval temprano y lo abandona tarde y que todo va “sobre ruedas”.

No es la primera vez que el gobernante llama a periodistas del New York Times o del Washington Post para dar su opinión sobre algo, aunque más frecuentes suelen ser sus críticas contra esos medios, a los que acusa de ser fuente de “noticias falsas”.

Fuente: Télam

Comments are closed.