Rebote del cash para la AFIP

La recaudación subió fuertemente en septiembre por el impulso del IVA y la seguridad social.

Alberto Abad.

En septiembre, la recaudación se ubicó en 224 066 millones de pesos, con un incremento del 33,1 % respecto del mismo mes de 2016. El rebote de la actividad económica, luego de los fuertes retrocesos anotados el año pasado, fue uno de los elementos claves para explicar el avance de 10 puntos de la recaudación en términos reales. El impuesto al valor agregado (IVA) y los recursos de la seguridad social ganaron participación en la recaudación total, mientras que las retenciones a la exportación, en contraste, siguieron perdiendo peso en el conjunto de los recursos estatales. En lo que va del año, la recaudación aumentó un 31,4 % interanual.

El IVA se ubicó el mes pasado en 68 471 millones de pesos, con un aumento del 27,1 % respecto de septiembre de 2016. De ese total, se precisó que el IVA interno sumó 47 778 millones de pesos (25,4 %), al tiempo que el IVA aduanero anotó 22 643 millones (40,1 %). El ingreso por impuesto a las ganancias registró 51 850 millones de pesos, con un alza del 50,6 % interanual, y se trata de uno de los tributos con mayor incremento. Se destacó también el avance de créditos y débitos en cuenta corriente, que se ubicó en 16 331 millones de pesos (35,4 %). En tanto, aportes personales sumó 23 003 millones (31,2 %) y contribuciones patronales registró 33 219 millones (25,2 %). En cuanto a bienes personales, por efecto del blanqueo, hubo un incremento del 378 % al anotarse ingresos por 2474 millones de pesos.

“A diferencia del año pasado, ahora la recaudación crece fuerte, pese a que se han regularizado los atrasos que había en las devoluciones y los reintegros de impuestos a los ciudadanos y del aumento de los mínimos no imponibles a los trabajadores en relación de dependencia”, destacó el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad. Más allá de estas declaraciones, especialistas tributarios advierten que la estructura impositiva se hizo más inequitativa en los 21 meses de gestión de Abad.

Más allá de que el Gobierno todavía no implementó su reforma tributaria, se produjeron cambios en la estructura recaudatoria desde la asunción de Cambiemos. El más importante es el retroceso de las retenciones, desde el 7 a menos del 3 % del total de los ingresos de la entidad recaudadora. Esto implica que la AFIP, por la decisión de quitar o reducir retenciones, dejó de embolsar unos 8200 millones de pesos al mes, el equivalente a 480 millones de dólares. La contracara de este proceso fue que los impuestos que recaen sobre el conjunto de la población incrementaron su protagonismo en el total de la recaudación. El IVA y los ingresos por Seguridad Social explicaban un 54 % de los impuestos entre 2014 y 2015, mientras que en 2016 la cifra se elevó al 56 %, una proporción que se mantiene en lo que va de este año.

Comments are closed.